Beneficios del coco

Son muchas las propiedades del coco. Este fruto puede consumirse de distintas maneras ya sea bebiendo su leche o ingiriendo su pulpa.

Dentro de las propiedades del coco se encuentra su naturaleza antioxidante, su capacidad para  disminuir los triglicéridos, estabilizar la presión sanguínea, como bactericida o antiparasitario.  Cuando  el coco alcanza su maduración,  contiene un grupo notable de vitaminas y minerales que son empleados por los farmacéuticos para elaborar diversos productos o suplementos vitamínicos.

Todo ello sin tener en cuenta su amplio uso en la industria cosmética…en fin, es un fruto prodigioso.

La bebida deportiva perfecta

Para los deportistas profesionales o aquellos que practican  ejercicios físicos con regularidad, muchas de las propiedades del coco son esenciales.

Esto se debe, entre otras cosas, a que el agua de coco es la bebida isotónica perfecta. Altamente hidratante, al ser baja en grasas y azúcares, no aporta calorías y restaura perfectamente el balance de electrólitos. Esta es también la razón de que en las playas del trópico sea la bebida preferida por los turistas por alivia la sed rápidamente.

El coco también tonifica los músculos y es antioxidante, ante todo por el selenio y el zinc que se encuentran en su composición. Como alimento también es muy energético,  pues sus grasas en la pulpa dan altas reservas al organismo. Eso explica por qué es muy común que el agua de coco sea empleada en jugos o batidos energéticos, en los que se combina con otras frutas.

El aceite de coco se emplea en la fabricación de productos cosméticos, pues hidrata la piel y tonifica el cutis. También se emplea en la fabricación de bloqueadores solares y productos para el pelo.

A menudo se ha comparado  la leche de coco la materna, debido a sus propiedades alimenticias y al amplio espectro de vitaminas que comprende. Actualmente, es recomendado a las embarazadas en las primeras fases de la gestación para suplementar su alimentación.