¿Paracetamol vs. Ibuprofeno?

Esta es una pregunta muy frecuente. Aunque para los farmacéuticos es como comparar peras y naranjas, pues estos medicamentos tienen modos de acción diferentes, desde el punto de vista terapéutico esta disyuntiva no carece de valor.

Antes de comparar, hay que conocer. Veamos entonces:

Paracetamol

El paracetamol o acetaminofén es un medicamento con acción analgésica y antipirética, muy eficaz en niños y adultos.

No son frecuentes, pero puede provocar reacciones adversas como: cólicos, retención urinaria y daños al hígado. Se prohíbe terminantemente durante su consumo, la ingestión de bebidas alcohólicas por tornarse hepatotóxico, y solo tomar la dosis prescrita por el facultativo.

Ibuprofeno

El ibuprofeno, por su parte, es un analgésico, antipirético y antiinflamatorio muy utilizado para combatir la fiebre, dolores de cabeza y el tratamiento de la artritis reumatoidea.

Utilizado bajo prescripción facultativa es muy eficaz, sin embargo, las personas tienden a no respetar las indicaciones médicas y pueden crear un cuadro tóxico por sobredosis. En aquellos pacientes que sufren de hipertensión arterial, deben valorarse los beneficios contra los riesgos.

¿Puede hablarse de Paracetamol vs. Ibuprofeno?

No. Ambos medicamentos son igualmente eficaces para mitigar el dolor y bajar la fiebre. Usar uno u otro solo depende de las características de cada paciente.

Por ejemplo, el ibuprofeno actúa más rápido y tiene como efecto beneficioso adicional que reduce la inflamación. Sin embargo, se desaconseja para los pacientes hipertensos, y puede traer problemas estomacales.

El paracetamol no es antiinflamatorio y tiene una acción algo más lenta, pero no hace daño en el estómago.

De hecho, en algunos casos se pueden combinar ambos para combatir el dolor y la fiebre por dos vías diferentes en casos de dolores muy agudos, como cuadros severos de sacrolumbargia. Cuando se hace esto, los dos medicamentos actúan de forma sinérgica. No obstante, se recomienda no realizar esta unión en niños.

La última palabra siempre la tendrá el facultativo, que es el más indicado en sugerirle cuál de ellos debe tomar y en que dosis, de acuerdo a su dolencia.